martes, 30 de octubre de 2012

Llueve, detrás de los cristales, llueve y llueve.



Como empezar de nuevo, como emprender una tarea no re
suelta, como si nada hubiera pasado.
Sabiendo que ha pasado de todo a todos. Siempre adelante.

Han sido días diferentes en los cuales, el poco tiempo y la mucha preocupación, han dejado paso a tareas que no suelo hacer y que me trasmiten tranquilidad. Necesarias.

Nuestro nuevo taller nada tiene que ver con el anterior, eso si, si las condiciones cambian siempre es para bien.

Hemos restaurado abanicos, hecho cajas especiales, flores de tela a diademas y ganchos para nenas, y la sempiterna Mio Lo San ha vuelto a la mesa de trabajo.

Vuelvo, distinta y haciendo lo mismo.
Vuelvo, igual y haciendo cosas diferentes.
Vuelvo, y ahora en Madrid.

Por fin, nuevo
Caja para guardar el abanico

Caja de escritorio

Gran detalle interior


Diademas para princesas
Dos monstruos para la solapa a medida :-)
Sortijas para cumpleañeras

Mio Lo San, princesa que vuelve.



Ganchos para princesa


6 comentarios:

cocoliso dijo...

Cuando llueve tantísimo como hoy es difícil encontrar consuelo en la eterna cantinela de que "hace falta mucha agua para los pantanos", me alegra saber que te pones de nuevo en marcha. Me quedé sin palabras con la historia de Perrín y todo lo demás, no sabía qué decirte para que te sintieras mejor así que me tragué las banalidades y opté por desearte mentalmente que tu niño superase todo y volviera a sonreir y hacerte reir a ti.
Estaré pendiente de todo lo que nos enseñes, aunque egoístamente deseo que no olvides a la maravillosa encuadernadora que llevas dentro y que me deja boquiabierta.

Los abrazos virtuales no saben a nada, así que te envío mi afecto en todas y cada una de las letras de este comentario.

SOL

Sótano dijo...

Sol, eres un sol de mediadía¡¡ <3

Sótano dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
amparo dijo...

Que rosetes més ben fetes. M'encanten.
Com les fas¿?¿

Galderich dijo...

Pot ploure i omplir els pantans (que bona falta els fa) però el millor es que puguis tirar endavant amb la meravellosa feina que fas. Records a Rodrigo i Perrín que ja descobriran que la insulina és una rutina més de la vida. Que plogui i endavant!

Sótano dijo...

Gracies, tornar a reencontrarvos en recorda que tinc un mon de coses per fer. Records de tota l´embaixada sellarda a Madrid. :-)